Taller de Yoga Iyengar – Inclinate con humildad! Las flexiones hacia adelante.

Las flexiones hacia adelante pertenecen al grupo de posturas de yoga menos apreciadas por la mayoría de los practicantes. ¿Por qué ocurre esto? En primer lugar, tienen menos cualidades energizantes y estimulantes para el cuerpo que otras posturas. En segundo lugar, para la mayoría de las personas son dolorosas y frustrantes debido a la rigidez de la parte posterior de las piernas y las caderas. Si el yoga tiene tantas ventajas, ¿por qué practicar estas incómodas inclinaciones hacia adelante? Hay muchas respuestas, al igual que muchos beneficios de trabajar en estas asanas.
Las flexiones hacia adelante se utilizan principalmente para calmar tanto el cuerpo como la mente. Estas asanas hacen que el cerebro y el corazón descansen, detienen las vibraciones internas, alivian los nervios y calman la mente. También estimulan el sistema digestivo, tonifican los órganos abdominales y los estimulan para que funcionen. Al hacer flexiones frontales, siempre nos aseguramos de que la parte posterior sea cóncava. Este trabajo es importante. Tanto si tocamos la cabeza con las piernas o no, lo más importante es alargar y activar la columna vertebral. Como resultado, las personas que sufren de dolor de espalda experimentan un alivio significativo al inclinarse hacia adelante.

Igualmente importante son los efectos que tienen en el cuerpo y sobre la respiración y la psique. Al estudiar los tratados de yoga, se puede concluir que el desarrollo de la diversidad de las asanas fue una consecuencia del estudio del efecto de la posición del cuerpo sobre el movimiento del prana y el estado de conciencia. Los yoguis estaban más interesados en la relación del cuerpo, la respiración y la conciencia, que en los efectos que promueven la salud en el cuerpo desde los asanas.

Las flexiones hacia adelante dirigen la respiración hacia el abdomen y el diafragma. La parte frontal del pecho está cerrado y no puede expandirse libremente cuando inhala. Esto obliga al diafragma a respirar y contribuye a profundizar la exhalacion. Ralentizar y profundizar la respiración conduce a aflojar el cuerpo y calmar la mente, que es extremadamente relajante.

Cuando se trata de la psique, cuando tratamos de recordar algo, generalmente inclinamos la cabeza hacia adelante. Cuando queremos retirarnos del mundo, estamos acurrucados como un niño. Esta tendencia natural a unir la posición del cuerpo y la conciencia se usa en el yoga. Las flexiones  hacia delante dirigen la conciencia hacia el interior. Allí nos encontramos con todo lo que somos. Allí aprendemos tanto de la alegría como del dolor que nos llena. Allí, descubrimos la profundidad de nuestra existencia y la motivación para nuestras acciones. Descubrimos la sabiduría que nos permite abrirnos conscientemente al mundo. Por lo tanto, en secuencias clásicas, estas posiciones preceden a los extensiones hacia atrás.

Las personas que están convencidas de su infalibilidad aprenden gracias a ellos la paciencia y la humildad a sus propios bloqueos y limitaciones en el cuerpo y la mente.

El taller será dirigido por Magdalena Tomaszewska

Taller de Yoga Iyengar Equilibrio se llevará a cabo en
CENTRO DE YOGA MADHUVIDYA,
Calle Perdomo 44, Las Palmas

695 245 243
669 013 758
Aportación: 30 €