Taller de Yoga Iyengar – Pranayama – el aliento de vida

sábado 25/07
9:30 – 13:30
C⁠EN⁠T⁠R⁠O⁠ ⁠D⁠E⁠ ⁠Y⁠O⁠G⁠A⁠ ⁠M⁠A⁠D⁠H⁠U⁠VI⁠D⁠Y⁠A⁠,
C / Perdomo Nº 44, Las Palmas

Hay 8 elementos básicos para el hatha yoga. En nuestra práctica, nos centramos mucho en las asanas, porque actualmente nuestros cuerpos requieren más atención. Gracias a trabajar con el cuerpo, aprendemos a contactar con nuestras emociones. Un cuerpo bien preparado también nos permitirá buscar aspectos más profundos del yoga: pranayama, concentración, meditación.

El próximo taller incluirá dos elementos de yoga extremadamente importantes: asanas (posiciones) y pranayama.

Prāṇā significa «fuerza vital», «aliento», mientras que yāma se «expande» pero también «retiene». En traducción, pranayama es, por lo tanto, prolongación y retención de la respiración. Sin embargo, este concepto es mucho más amplio. Pranayama es un proceso que consiste en una larga, continua y suave corriente de inspiración (puraka) y exhalación (rechaka) y conteniendo la respiración (kumbhaka). Puraka estimula el cuerpo, rechaka arroja aire contaminado y toxinas afuera, kumbhaka distribuye energía por todo el cuerpo. Así como podemos controlar nuestra respiración externa, también podemos aprender a controlar Prana, la fuerza vital interna que impregna la mente y el cuerpo.

Pranayama se utiliza en el proceso de tomar el control de los estados de conciencia (emociones y pensamientos). Vale la pena enfatizar que el yoga clásico no define el pranayama únicamente al controlar el flujo de inhalación y exhalación, es decir, no es estrictamente un ejercicio de respiración, sino una moderación y control de la fuerza vital sutil. Se debe estar muy atento al practicar Pranayama: no se debe cansar el cuerpo, la cabeza o la mente. B.K.S. Iyengar incluso afirma que antes de dominar las asanas, no debería estudiar pranayama.

Según las enseñanzas de BKS Iyengar, comenzaremos el taller con posiciones de preparación de los hombros y brazos, luego realizaremos posturas invertidas (con apoyo de soportes) y posiciones para abrir el pecho. Las posiciones invertidas en el yoga son un grupo único de asanas. Su tarea más importante es revertir la acción de la gravedad en nuestros cuerpos. Desde un punto de vista fisiológico, estas asanas evitan el estancamiento en la circulación y la caída de los órganos, y también aumentan la oxigenación celular. Esto tiene un gran impacto en el mantenimiento de una buena salud y defensa del sistema autoinmune. Al realizar posiciones invertidas, cambiamos las fuerzas que actúan sobre los sistemas circulatorio y respiratorio – se abren más venas pulmonares y capilares en los pulmones -, lo que resulta en una mejor circulación pulmonar. Durante la respiración rítmica, debido al aumento de la presión pulmonar en el diafragma, se entrena todo el aparato del tracto respiratorio inferior sin aumentar el consumo de oxígeno. En estas posiciones, la circulación en el tracto respiratorio superior mejora, los senos se abren y la mucosa se alimenta adecuadamente.

Las posiciones invertidas también tienen otra dimensión de preparación para la práctica de pranayama. Al invertir la disposición de los centros de energía (chakras), también mejoran el flujo de prana, la energía vital.

Habrá posiciones que preparen adecuadamente la columna cervical, así como posiciones dedicadas a la elasticidad y el fortalecimiento de los brazos y las manos con un enfoque especial en los hombros. Dedicaremos también un tiempo para abrir el pecho.

Los cuerpos preparados de esta manera, nos permitirán sentir completamente nuestra energía y disfrutar del largo pranayama que vamos a realizar en la segunda parte del taller.

  • Plan de taller:
  • 9.30-11.30 – práctica de asanas
  • 11.30-12.00 – descanso
  • 12.00-13.30 – pranayama

sábado 27/06
9:30 – 13:30
C⁠EN⁠T⁠R⁠O⁠ ⁠D⁠E⁠ ⁠Y⁠O⁠G⁠A⁠ ⁠M⁠A⁠D⁠H⁠U⁠VI⁠D⁠Y⁠A⁠,
C / Perdomo Nº 44, Las Palmas

confirma tu asistencia

695 245 243

precio – 35€,