Marcin Przeździak

El yoga me enseña todo lo que es necesario en una vida consciente. Este antiguo conocimiento es extremadamente universal y aún válido. Me ayuda a crecer espiritual y físicamente, me ayuda a ser una mejor persona para mí y para los demás, me ayuda a comprender y ver todo el universo circundantenos, como interior tanto exterior.

Desde que puedo recordar, el movimiento y todas las formas de actividades físicas han estado presentes en mi vida. También siempre me ha fascinado la cultura y la filosofía del Lejano Oriente. Estos dos elementos extremadamente importantes de mi vida, han logrado, que el yoga me encontró.

Practiqué en algunas formas cómo un niño. En mi vida adulta, el Yoga ha estado conmigo durante más de 15 años, desde cuando me presentó a esta practica, mi amada Magdalena. Inicialmente, encontré el yoga en varias formas – como práctica dinámica – Ashtanga Yoga, Vinyasa Yoga – pero también más espiritual como Maha Yoga. Cuando estaba listo me encontré fui absorbido por Iyengar Yoga.

Durante años he participado en talleres y cursos con los maestros más eminentes. Como la actividad física y el deporte (practicaba muchas disciplinas, fuí periodista deportivo) siempre han estado presentes en mi vida, inicialmente, en la práctica, me llamó la atención su aspecto físico. Al explorar la práctica del yoga, descubrí sus muchas ventajas y beneficios. El yoga me permitió aprender más sobre mi cuerpo, y tratar con ellos de una manera adecuada y saludable. Gracias al Yoga, también comencé a encontrar conexiones entre el cuerpo, la mente y el alma.

„Se dice que el yoga es la unificación de la red de dualidades.” Yoga-bija

El yoga también es una práctica inusual para la mente. Este es un conocimiento extraordinario del mundo escrito durante miles de años por los grandes sabios. Así que el yoga me dio una literatura extremadamente interesante, que estoy estudiando con gran alegría y entusiasmo. El yoga se ha convertido en mi camino y establece el camino para el funcionamiento diario en todos los aspectos de la vida. Me dediqué por completo a Yoga, lo practico y lo enseño, con gran satisfacción, tanto a adultos como y a niños.

Intento transmitir mi conocimiento a los estudiantes. y si es necesario, trato de ayudarles a superar los problemas con el cuerpo, la mente, las emociones y el alma.