Las clases están basadas y son una derivación del yoga. Consisten en una lenta representación de ejercicios faciales y van de una posición a otra, como en el hatha yoga.

El yoga facial es un tipo de gimnasia con la cara cuyo objetivo es la restauración de la firmeza de la piel, el mejoramiento de la circulación de la sangre, la eliminación de toxinas, el suavizamiento y prevención de arrugas, causando el rejuvenecimiento y volviendo la piel más luminosa. El yoga facial se fundamenta en el sistema holístico de las técnicas derivadas del yoga y del ayurveda. En la cara, se encuentran unos cincuenta músculos que pueden ser practicados como cualquier otro. Gracias al entrenamiento, incrementa su volumen y su tensión mejora. Desde la primera clase, los efectos son posibles de ver – la piel está visiblemente tensa gracias al levantamiento natural. Al ser unos ejercicios y asanas minuciosamente seleccionados, le añade a la piel una gran luminosidad. De esta manera, las arrugas y la cara se vuelven progresivamente más suaves.

Durante las clases, aprendemos ejercicios faciales, adaptables a todo el mundo, así como a relajar los músculos de la cara y abordamos el control de la mímica. Terminaremos el ejercicio con posiciones, que tienen un efecto positivo en el equilibrio hormonal,y gracias a eso nos relajaremos y mejoraremos la apariencia. Tras el ejercicio, sensaciones como la felicidad, el rejuvenecimiento y la de estar más guapa abordan tu cuerpo. Las clases están compuestas tanto de entrenamiento y relajación como de diversión. Duran de 60 minutos.

Clases en Centro de Yoga Madhuvidia, Calle Perdomo, 44 3-º Piso, 35002 Las Palmas (ver en el mapa).